lunes, 24 de marzo de 2008

Carlos y Kitty

El 14 de Febrero del 2004 nos conocimos y el 14 de Abril del mismo año decidimos iniciar esta aventura que hoy nos lleva a comprometernos ante la ley de los hombres y esperamos que muy pronto también ante la ley de Dios.

Ese 14 de febrero, como olvidarlo, habíamos ido los dos al matrimonio de nuestro buen amigo Pedro, que era amigo nuestro por diferentes vías (colegio y universidad). No sabíamos nada el uno del otro. Es más, nos habíamos sentado en polos opuestos del inmenso salón de recepción. Encontrarnos era casi un imposible. Pero no fue así. Pedro decidió presentarnos y de pronto las cosas cambiaron.

Cuando vi a Carlos me parecía muuuuyyy alto y la verdad no lo encontraba feo….creo que él me vió algo (supongo) y decidió esa tarde invitarme a bailar más de una pieza…y claro, luego me pidió el teléfono. Yo no andaba muy convencida que digamos, pero a esas alturas nada me convencía, hasta que un buen día (sábado para ser más precisa) decidimos salir por primera vez y esa fue una noche bonita, tierna, y sobretodo muy fresca. En la tercera salida ya sabía que Carlos y yo estaríamos juntos mucho tiempo más y no me equivoqué.

Ese 14 de Abril de hace 4 años decidimos estar juntos porque nos admirábamos, nos gustábamos y sobretodo nos respetábamos. Hoy decidimos casarnos porque nos amamos y sabemos que queremos seguir juntos el resto de nuestras vidas. Sabemos que el camino no será fácil pero estamos dispuestos a perseverar. Contamos con el amor de Dios y nuestras familias para hacerlo y es suficiente! El resto lo escribimos nosotros…